Cómo usar los vehículos de la flota

Vehículos de la Flota Vehicular: 5 Ventajas de Usarlos Todos

Los vehículos de la flota de una empresa son activos siempre y cuando estén produciendo y generando rentabilidad para amortizar su costo y gastos de mantenimiento.

Cuantos más vehículos tengas en el taller o en reparación, peor será el rendimiento y obtendrás menos ingresos. Por este motivo, siempre debes mantener en pleno y correcto funcionamiento la totalidad de la flota de ser factible. 

En este material, compartimos contigo las 5 principales ventajas que puedes capitalizar al tener en condiciones óptimas y utilizar toda tu flota.

#1 Plan de mantenimiento

Si tienes un control estricto del mantenimiento para los vehículos de la flota podrás conservarlos en buenas condiciones. De esta forma  sostendrás su capacidad de generar ingresos para la empresa.

Una avería en medio de una jornada de trabajo, ocasionará no solo pérdidas asociadas al daño que sufra el vehículo. También pondrá en riesgo la seguridad de los conductores y la integridad de la carga transportada.

Un vehículo que tiene su plan de mantenimiento al día, consumirá menos combustible. Además, su desgaste mecánico y de piezas será el mínimo, normal y estipulado de fábrica. 

Ten en consideración que siempre será más conveniente que tus unidades sean revisadas por talleres autorizados y certificados.

El recambio de vehículos de la flota debe planificarse para renovar las unidades. Si las mismas permanecen en condiciones óptimas, su valor de reventa será mayor y por lo tanto, la diferencia con uno nuevo, será inferior.

#2 Presupuesto para combustible

Presupuesto para vehículos de la flota 

La planificación logística para los vehículos de la flota será crucial para optimizar la rentabilidad de cada ruta respecto del presupuesto asignado a la misma. En este punto, el consumo de combustible es un factor clave para estimar los gastos de cada unidad.

Puedes valerte del uso de herramientas tecnológicas como los sistemas de geo posicionamiento vehicular, que ofrecen dicha información, así podrás enfocarte en aplicar las mejoras necesarias.

Si detectas que los vehículos de la flota utilizan o están gastando más del presupuesto calculado, podrás identificar las causas y ejecutar las acciones pertinentes. 

Ya sea creando alianzas con proveedores de combustibles o realizando los ajustes correctivos en los recorridos, lograrás la rentabilidad deseada.

#3 Capacitación de conductores

La capacitación y supervisión de los conductores de los vehículos de la flota te aportará datos y resultados más que interesantes. 

En primer lugar, de un conductor responsable y con sólida formación en manejo y buenas prácticas laborales, devendrá un vehículo con menos desgaste.

El desgaste de los vehículos de la flota de una empresa suelen estar emparentados con el tipo de manejo que reciben por parte de los conductores asignados.

En cuanto a la supervisión, reforzará las buenas prácticas y permitirá conocer cuál es el rendimiento de los conductores en su desempeño cotidiano. 

Y por supuesto, también medir el desgaste que sufren al realizar las tareas, permitiendo identificar oportunidades de mejora.

#4 Disminución del porcentaje de siniestros

Una ventaja asociada a conocer en detalle todo lo referido a los vehículos de tu flota y su situación será que tendrás la posibilidad de accionar para mitigar los aspectos negativos de la actividad, como por ejemplo, los siniestros.

Es vital que conozcas cuántos vehículos han sido afectados y con qué daños. Cuál es su costo de reparación y el tiempo estimado para las mismas. Todo influirá en la generación de la rentabilidad proyectada.

Conocer las causas de los siniestros te brindará la información necesaria para tomar medidas preventivas a futuro.

#5 Mejorar el estilo de conducción

Conducción de vehículos de la flota

El estilo de conducción correcto dependerá de las tareas y recorridos que asignes a los vehículos de la flota, ya sean automóviles, camionetas, utilitarios o camiones para cargas livianas o pesadas.

Si mejoras el estilo de conducción de tu flota, podrás generar ahorros de hasta un 20% del consumo de combustible, sumado a esto, las unidades sufrirán menos desgaste.

Es cierto que cuantas más horas los vehículos produzcan, mayor será el rédito. Sin embargo, si la tarea es realizada por personas que no cumplen con los descansos necesarios, se da lugar a la posibilidad de que ocurran los siniestros. 

Los conductores deben incorporar buenas prácticas de manejo y de seguridad vial, además de asumir que si un vehículo no tiene adecuado mantenimiento, sus vidas están en riesgo. Debes ser capaz de garantizar la seguridad de tu flota vehicular en carretera.

Las pólizas de seguro se incrementan notoriamente en relación a la cantidad de siniestros reportados.

Recuerda también que las pólizas de seguro se incrementan si presentas una media de siniestros elevada. Si puedes medir y capitalizar cada uno de estos indicadores, cada vez te acercarás más a la tan buscada alta rentabilidad de un vehículo.

Conclusión

El correcto y constante uso de los vehículos en la flota son la clave para lograr la rentabilidad de tu negocio. Deberás analizar cada una de las variables y gestionar las decisiones necesarias para alcanzar los objetivos propuestos.

Debes contar con el apoyo de mecánicos de confianza que puedan proveerte información de calidad sobre el desgaste que sufre cada una de tus unidades. De esta forma, podrás llevar un historial detallado y tomar las medidas correctivas.

Consúltanos sobre nuestros planes de mantenimiento para tu flota de vehículos. Sacarás un gran beneficio al tener el apoyo de nuestros reconocidos especialistas. ¡Ponte en contacto ahora!

Otros artículos relacionados que podrían interesarte:

Flota Sostenible: 4 Recomendaciones Para Lograrlo

4 Pasos Para Llevar a Cabo la Gestión de Mantenimiento de tu Flota Vehicular

¿Cómo Prevenir Accidentes en tu Flota Vehicular?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *